Combatir el síndrome del burnout entre los sanitarios con un sistema de telefonía



2021-09-10

Cómo un buen sistema de telefonía puede ayudar a combatir el síndrome del burnout entre los sanitarios

sistema de telefonía

La salud mental de la población se ha visto comprometida después de un año y medio de pandemia, especialmente, la de los profesionales que han estado luchando en primera línea contra el virus y ahora sufren burnout. Según el primer estudio global sobre el impacto del Covid-19 en la salud de los trabajadores, elaborado por la consultora Affor Prevención Psicosocial, el 40% del personal sanitario y sociosanitario necesitaría una valoración detallada por parte del área de salud ocupacional, para valorar la presencia de trastornos de ansiedad y depresión. Un buen sistema telefonía clave para planificar y optimizar los recursos y ayudar a reducir la ansiedad y el estrés generados por una mala organización.

¿Qué es el burnout y por qué lo sufren los trabajadores del sector sanitario?

También conocido como “síndrome del trabajador quemado”, el burnout fue descrito por primera vez en 1974 por el psiquiatra Herbert Freudenberger, en su libro “Burn-out: the high cost of high achievement”, medalla de oro por la Asociación Estadounidense de Psicología.

Este término inglés hace referencia a una disfunción psicológica que parece suceder de un modo más común en los trabajadores cuya labor se realiza en relación directa con las personas. Es la consecuencia de elevados niveles de tensión laboral, frustración personal y actitudes inadecuadas de enfrentamiento a situaciones conflictivas. Según el estudio El síndrome del burnout y los profesionales sanitarios , publicado en la edición española de la revista Nursing, se manifiesta de la siguiente manera:

1. Cansancio emocional: el profesional de la salud se encuentra con los recursos emocionales perdidos, con la sensación de “no poder más” o “encontrarse al límite”.

2. Despersonalización: el facultativo se muestra con actitud negativa e incluso insensible ante los pacientes a los que tiene que atender diariamente.

3. Falta de realización: se siente incapaz de lograr las metas propuestas, sintiendo malestar.

Con la pandemia, estos síntomas se han visto agravados, a lo que también se ha unido otras deficiencias que, tal y como denuncian los profesionales sanitarios en la encuesta realizada por la CSIF (Central Sindical Independiente y de funcionarios) con motivo del Día de la Atención Primaria, han provocado que el 64,4% de los trabajadores encuestados padezcan el síndrome del burnout.

Plantillas muy mermadas y sobrecargadas, que España se encuentre a la cola de la gestión de la carga laboral de los médicos de Atención Primaria en comparación con otros países europeos, o el hecho de que el 63% de los médicos tengan más de 50 años, son algunas de las situaciones que los profesionales han denunciado en esta encuesta y que hacen que el “síndrome del trabajador quemado” solo vaya en aumento. De hecho, el 98,2% de los participantes (un total de 2000 profesionales) asegura que, más allá de las consecuencias derivadas de la pandemia, la atención primaria necesita una reforma urgente, ya que el modelo asistencial no refleja la realidad diaria a la que están sometidos.

Una buena disponibilidad telefónica es la clave para combatir el síndrome del burnout entre los sanitarios

Impulsar la investigación, mejorar la financiación y la coordinación y fomentar el uso de las TICS son algunas de las soluciones que pueden disminuir los síntomas del “trabajador quemado”.

En este sentido, una buena accesibilidad telefónica es clave para planificar y optimizar los recursos y ayudar a disminuir la ansiedad y el estrés generado por una mala organización. Tanto a la hora de gestionar la plantilla, como para aprovechar mejor los tiempos, eliminando las horas dedicadas a escuchar posibles quejas de pacientes. Y es aquí donde juegan un papel imprescindible los sistemas de atención telefónica que respondan a las necesidades de los gestores de centros de salud y hospitales.

sistema de telefonía

Aurora TeleQ, diseñado especialmente para facilitar la comunicación entre los pacientes y las organizaciones sanitarias, permite planificar el trabajo de forma más eficiente gracias a su estructura de control y organización de rellanadas:

Ofrece la posibilidad de planificar las franjas horarias

La recepción de llamadas en un centro de salud u hospital no es igual durante todas las horas del día, ni todos los días de la semana. Hay factores médicos, estacionales o sociales que influyen y que ponen a prueba la organización interna. Conocer de antemano los días y horarios en los que se producen más llamadas, permite organizar los turnos de trabajo y reforzar aquellos en los que la presión telefónica es más alta.

Centra la conversación con el paciente

Con frecuencia los pacientes se quejan de que tienen que llamar una y otra vez o esperar mucho tiempo hasta lograr ser atendidos. Esta situación deriva en que buena parte de su conversación con el personal sanitario gire en torno a expresar su malestar, en vez de centrarse en lo realmente importante: contar lo que le ocurre y lo que necesita para poder concertar la cita más adecuada o proporcionarle la mejor información para su caso concreto.

Reducir los tiempos de espera de quienes solicitan una cita o demandan información, permite que la conversación con el paciente sea más corta y eficiente. Una conversación más fluida, centrada en la situación real del paciente, tiene como resultado una mejor respuesta y una atención más rápida y efectiva.

Gestión interna del centro

Más allá de la opción de rellenada, Aurora TeleQ permite también hacer una radiografía certera del centro, de sus flujos de llamadas entrantes y de los motivos que las provocan, para conocer de antemano dónde será necesario reforzar recursos o establecer nuevos protocolos.

De este modo Aurora TeleQ se convierte en un aliado de los gestores de centros de salud y hospitales a la hora de ayudarles a organizar y planificar horarios, turnos, plantillas y tareas, una herramienta imprescindible para optimizar los recursos, reducir el estrés y combatir el síndrome del burnout. Invertir en un buen sistema telefónica que permita eliminar las deficiencias en la atención primaria es invertir en los pacientes y en el personal sanitario. Es cuidar de ellos para que puedan cuidar.

Si desea saber más sobre cómo un sistema de telefonía moderno como Aurora teleQ puede ayudarlo a crear un ambiente de trabajo mejor y menos estresante para los profesionales de la salud.

sistema de telefonía