Cuatro consejos para mantener unos horarios beneficiosos para el centro de salud



2021-11-02

¿Cómo lograr que los horarios del centro de salud influyan positivamente en la salud de los trabajadores de los centros de salud?



La planificación de los horarios puede considerarse el último paso en una planificación de producción exhaustiva. Es a aquí donde se debe de planificar la implementación real de una planificación. Las necesidades de la unidad de atención sanitaria en cuanto a la seguridad de los pacientes, la garantía de competencias y el uso eficiente de los recursos deben satisfacer la necesidad de los empleados de contar con horarios saludables y la oportunidad de influir en sus horas de trabajo. Pero ¿cómo se sabe si dispone de la información básica adecuada para hacer una planificación óptima de los recursos? ¿Y cómo se debe hacer dicha planificación?

Hemos preparado cuatro consejos para los responsables de la programación de los horarios en el centro sanitario.

1. Tener una división clara de las responsabilidades sobre los horarios

Independientemente del tipo de horario que se utilice en la unidad de salud, es el responsable de la unidad quien debe de asumir la responsabilidad final del horario. Esta persona tiene que asegurarse de que se establezcan horarios que sean beneficiosos para los trabajadores y de que haya personal disponible cuando surja un trabajador enfermo. En algunos casos, el responsable de la unidad puede delegar la programación de los horarios, pero la responsabilidad final recaerá siempre en esta persona.

A la hora de programar los horarios, la atención no sólo puede centrarse en contar con suficiente personal, sino, también, en la necesidad de descanso de los empleados, así como en asegurarse de que la unidad de atención sanitaria cuente con las competencias adecuadas en el momento adecuado. Para poder planificar las horas de trabajo de un modo beneficioso para la salud, tanto los responsables de las unidades como los empleados necesitan contar con unos conocimientos sobre la forma más adecuada de fijarlos.

horarios

Antes de establecer el horario, se debe comprobar lo siguiente:

  • Los empleados sin experiencia trabajen junto a los empleados con experiencia.
  • Las competencias adecuadas estén disponibles en cada día de trabajo.
  • Que otras actividades, por ejemplo, las responsabilidades propias, las tareas administrativas, etc. se organicen de acuerdo con lo establecido.

2. Crear flexibilidad para eventos imprevistos

Existen muchas razones diferentes por las que puede ser necesario cambiar un horario: un empleado enfermo, el cuidado de un hijo enfermo u otros incidentes imprevistos. Es importante, en la medida de lo posible, planificar con antelación estos imprevistos. En el sistema de atención primaria no existe la posibilidad de llamar al personal espontáneamente. No hay listas de reserva porque se requieren conocimientos especializados. Esto se traduce en que la única posibilidad es cambiar el plan en función de la nueva situación.

La nueva planificación es una tarea del responsable de la unidad y el punto de partida es repasar qué visitas o tareas tiene un determinado empleado ese día concreto. Es esencial decidir qué se puede programar para otro día y qué trabajo puede asumir otra persona. Pero, incluso la persona responsable de la programación puede enfermar. Por lo tanto, es una buena idea asegurarse de que cada unidad cuente con varios empleados que sean competentes y puedan realizar cambios en la programación. Para tener flexibilidad en la programación de los horarios, es necesario contar siempre con alguien que pueda dar un paso al frente rápidamente y realizar los cambios necesarios.

3. Distribuya el tiempo para obtener una carga de trabajo razonable

Otro aspecto que suele surgir cuando los profesionales sanitarios piensan en su entorno de trabajo y en su situación, es, que quieran tener la posibilidad de pasar más tiempo con los pacientes. Una cuestión importante para lograr un buen entorno de trabajo es reducir el tiempo que el personal de enfermería dedica a tareas administrativas con la ayuda de unos sistemas informáticos modernos. El tiempo que el personal sanitario dedica actualmente a las tareas administrativas es considerablemente mayor que hace unos años. A menudo se conectan y desconectan de múltiples sistemas, y se requiere muchos pasos para que una tarea se resuelva. Planificar unos horarios pensados para conseguir una carga de trabajo razonable es extremadamente importante si se desea conservar al personal. Es importante incluir tanto el tiempo empleado en tareas administrativas como el tiempo dedicado al descanso y el desarrollo de competencias.

Horarios

4. Utilice las estadísticas de llamadas de su sistema de gestión de contactos con los pacientes para llevar a cabo una programación óptima de los recursos

Disponer de la información adecuada para saber cuándo y qué recursos necesita para realizar una planificación óptima es imprescindible. Un sistema de gestión de contactos con los pacientes, como el que dispone Aurora teleQ, le proporcionará la herramienta de planificación adecuada. La función de creación de informes del sistema le proporciona las estadísticas que necesita para planificar sus recursos. También le ofrece una visión general clara en la pantalla de todas las llamadas y del tipo de llamadas que está recibiendo un centro en un momento preciso.

Horarios

Resumen

Como responsable de la unidad de salud Ud. tiene la responsabilidad final de garantizar que su personal cuente con unos horarios beneficiosos para su salud. También debe asegurarse de disponer de las competencias adecuadas en el momento adecuado. Otro factor importante es garantizar que haya margen para la flexibilidad en caso de cambios repentinos en los horarios. Por último, todo el mundo debe tener una carga de trabajo razonable, con tiempo suficiente para descansar y desarrollarse.